jueves, 8 de mayo de 2008

DINASTIA DE LOS WINDSOR. CASA REAL DE GRAN BRETAÑA.


La Casa Real de Inglaterra, Dinastía Windsor, porta un apellido que no fue adquirido en virtud de los lazos matrimoniales entre las Casas Reales de Europa, o por la elección de una nueva familia para gobernar el Reino. Haciendo un poco de historia, durante el siglo XIX la Dinastía que reinaba era la Casa de Hannover, que lo hizo hasta la muerte de la Reina Victoria I de Inglaterra. Tras el matrimonio de Victoria con el Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo y Gotha, sus descendientes pasaron a formar parte de la Dinastía de Sajonia-Coburgo y Gotha, Casa de Wettin. Eduardo VII y su hijo Jorge V reinaron como miembros de esa casa. Sin embargo, durante la primera guerra mundial, el pueblo inglés se volvió antigermánico y por tanto el Rey Jorge V entendió que su apellido alemán lo haría impopular ante sus súbditos. Entonces ordenó que todos sus familiares perdieran sus títulos alemanes y fueran reemplazados por otros de origen inglés. El 17 de julio de 1917, se determinó que todos los descendientes de la Reina Victoria pasarían a conformar la Casa de Windsor, y tomarían ese nombre como apellido. Este nombre hace alusión a la ciudad de Windsor y el Castillo del mismo nombre, fundado por el Rey Jorge III de Inglaterra. Así la Dinastía por primera vez cambiaba de nombre por decreto Real. Cuando Isabel II se convirtió en Reina, se pensó que la Dinastía volvería a cambiar de nombre como ocurrió anteriormente con Victoria, con la asunción de sus hijos en el trono inglés. Isabel se casó con el Príncipe Felipe de Grecia, de la Dinastía de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg. Si embargo la Reina decretó que sus descendientes permanecerían como miembros de la Casa de Windsor y deberían portar dicho apellido.