domingo, 6 de abril de 2008

MARGARITA, PRINCESA DE RUMANIA. HEREDERA AL TRONO DE RUMANIA.


Margarita de Hohenzollern. Nació el 26 de marzo de 1949 en Lausana, Suiza. Hija del Rey Miguel I de Rumania y de la Princesa Ana de Borbón-Parma. Tras su graduación en la Universidad de Edimburgo trabajó en varias universidades británicas, especializándose en sociología médica y en políticas públicas de salud y posteriormente participando en un programa de investigación internacional coordinado por la Organización Mundial de la Salud, dedicado a recomendaciones para políticas sanitarias de desarrollo y planes piloto preventivos. En 1983 se instaló en Roma y se incorporó a la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas. En el otoño de 1989 dejó su carrera en la ONU y se mudó a Ginebra para trabajar con su padre, dedicándose enteramente a trabajos de beneficencia para Rumania. En 1990 la Princesa Margarita fundó la Princess Margarita of Romania Foundation, una organización sin fines de lucro que ha contribuido al desarrollo de la sociedad civil en Rumania. Con actividad actualmente en 6 países (Rumania, Gran Bretaña, Suiza, Francia, Bélgica y los Estados Unidos), la Fundación Princess Margarita of Romania desarrolla programas para: mejorar las condiciones de vida de los niños, jovenes, familias en riesgo y ancianos; estimular la solidaridad intergeneracional y crear puentes de comunicación entre jóvenes y ancianos; contribuir al desarrollo institucional de las ONG que trabajan con niños y mayores; promover la creatividad y el talento locales. El 21 de septiembre de 1996 en Lausana, Suiza, Margarita se casa con Radu Duda, que desde entonces es conocido como "SAR el Príncipe Radu de Rumania, Príncipe de Hohenzollern-Veringen. El Príncipe ya sea en compañía de ella o más frecuentemente en solitario, [representa públicamente a la familia real en distintas ocasiones. Su padre la nombró heredera en el ámbito privado de la familia real en 1997. No tiene hijos. Su heredera sería la siguiente hermana, la Princesa Elena de Rumania. Para que Margarita y sus hermanas accedan al Trono de Rumania la Monarquía habría de ser restaurada y el Parlamento rumano tendría que enmendar la última Constitución monárquica de carácter democrático, la de 1923, ya que ésta establecía la sucesión de acuerdo con la Ley sálica. Sin embargo, el 30 de diciembre de 2007 Miguel designó a la Princesa Margarita como heredera del Trono con los títulos de "Princesa Real de Rumania" y "Custodia de la Corona Rumana" mediante un acto antidemocrático de importancia meramente simbólica, al carecer de aprobación por el Parlamento. En la misma ocasión Miguel también pidió al Parlamento rumano que, en el caso en que se plantease la restauración de la Monarquía, también se aboliese la Ley Sálica para la sucesión.