domingo, 6 de abril de 2008

MARIA, GRAN DUQUESA DE RUSIA. HEREDERA AL TRONO DE RUSIA.


María Vladimirovna Romanova-Holstein-Gottorp. Emperatriz y Autócrata de todas las Rusias desde la muerte de su padre en 1992, el Gran Príncipe Vladimir III Kirillovich de Rusia. Nació el 23 de diciembre de 1953 en Madrid, España. Es la tataranieta del Emperador Alejandro II Nicolaevich de Rusia, bisnieta del Gran Príncipe Vladimir Alexandrovich de Rusia, nieta del Emperador Kirill I Vladimirovich de Rusia e hija del Emperador Vladimir III Kirillovich, que durante 54 años encabezó la Casa Imperial de Rusia. La madre de María Vladimirovna, la Gran Duquesa Leonida Georgevna, nació como Princesa de Georgia. María creció en Francia y desde su más tierna infancia aprendió la lengua rusa, leía cuentos infantiles rusos, libros clásicos e historia rusa. Además sus padres organizaban reuniones con emigrados rusos para que ella pudiera practicar la lengua con diferentes personas. Asistió a una escuela inglesa en Madrid y a su término estudió cuatro años en la Universidad de Oxford, Inglaterra, historia y literatura rusa, e historia española. Según la tradición de la Casa Imperial de Rusia, fue educada bajo la fe ortodoxa y fiel a los intereses de Rusia. El 23 de diciembre de 1969 la Tsarevna cumplió 16 años y con ello alcanzó la mayoría de edad. Ese día María debió jurar lealtad a la Patria y a su padre como Emperador. Vladimir III Kirillovich publicó un manifiesto, en el que la declaró heredera del trono de Rusia. En aquel momento quedaban siete miembros vivos de la Dinastía de los Romanov del sexo masculino con edades entre 55 y 73 años pero, como se afirmaba en el escrito, todos ellos contrajeron matrimonios morganáticos (con personas no pertenecientes a una Casa Real) y se supuso poco probable que alguno de ellos, teniendo en cuenta sus edades, pudieran contraer nuevamente matrimonio y esta vez con miembros de la realeza europea, y además tener descendencia con derecho a la sucesión al trono. Por eso, el Gran Príncipe Vladimir Kirillovich declaró que, luego de su muerte, y de la de los miembros varones aún vivos, el trono pasaría a su hija la Gran Duquesa María Vladimirovna, ya que inevitablemente morirían todos los miembros masculinos de la familia Romanov con derecho al trono, y éste debía seguir por la línea sucesoria femenina. El 22 de septiembre de 1976 María Vladimirovna se casó en Madrid con Su Alteza Real Francisco Guillermo de Hohenzollern, Príncipe de Prusia. Hijo del Príncipe Carlos Francisco de Prusia, nieto del Príncipe Joaquín de Prusia y biznieto del Emperador Guillermo II de Alemania. María conoció a su esposo a través de la familia de su tía, la Gran Princesa Kira Kirillovna de Rusia, cuyo marido era el segundo hijo de Guillermo II. Como la Gran Duquesa tenía como deber futuro encabezar la Dinastía de los Romanov, la boda se produjo luego de firmar un acuerdo dinástico por medio del cuál Francisco aceptaba la religión ortodoxa, pasaba a formar parte de la familia Romanov, tomaba el nombre de Mihail Pavlovich, recibía el título de Gran Duque de Rusia y el tratamiento de Alteza Imperial. Así mismo el novio se comprometía a educar a sus hijos bajo la fe de la Iglesia Ortodoxa. Luego de la boda, la pareja Gran Ducal vivió un año en París y después se instalaron en Madrid. El 13 de marzo de 1981 nació su único hijo, Gueorgui Mihailovich. En junio del año 1985 la pareja de Grandes Duques se divorció, el contrato prenupcial se disolvió y el Gran Duque Mihail Pavlovich volvió a la fe luterana, retomó su anterior nombre y título como Francisco Guillermo, Príncipe de Prusia. Después de la muerte, en 1989, del último de los Príncipes de la sangre imperial, el Príncipe Vasili Alexandrovich, María Vladimirovna fue oficialmente proclamada heredera del trono por su padre. Desde el 21 de abril de 1992, cuando murió el Gran Príncipe Vladimir III Kirillovich, encabeza la Casa Imperial rusa de los Romanov, utilizando el título de Gran Duquesa de Rusia y el tratamiento de Alteza Imperial. Para los monárquicos legitimistas, que se basan en la ley de Pablo I sobre la sucesión al trono, y para las organizaciones monárquicas rusas más serias, María es la legítima heredera al trono de Rusia y de jure la Emperatriz María I Vladimirovna Romanova, y su hijo Gueorgui, su único sucesor legal. La Gran Duquesa habla perfecto el ruso, además de inglés, francés, español y alemán. Vive actualmente en Madrid, y es reconocida por todas las monarquías europeas como la legítima heredera del trono y como la Emperatriz de Rusia y a su hijo, el Gran Príncipe Gueorgui Mihailovich, como Tsarevich y su heredero. Luego de ellos, en caso de que Gueorgui no tenga descendencia, en la sucesión al trono siguen los descendientes de las hermanas del Gran Príncipe Vladimir Kirillovich, primeros los de María Kirillovna, luego los de Kira Kirillovna. La Gran Duquesa María Vladimirovna esta emparentada con muchas familias reales reinantes y no reinantes de Europa. Esta muy unida sentimentalmente a las familias reales de España, Portugal e Italia. La Reina Isabel II de Inglaterra la ayudó a instalarse en la universidad de Oxford cuando comenzó sus estudios en Inglaterra. Tiene muy buenas relaciones con las familias reales de Bulgaria, Grecia y Serbia. La Zarina-madre de Bulgaria fue su madrina de bautismo y el Rey Constantino II de Grecia es el padrino de su hijo Gueorgui. Actualmente la Gran Duquesa María Vladimirovna sigue permanentemente los acontecimientos en Rusia. Fundó, junto al alcalde de San Petersburgo, el fondo benéfico Mariinski del renacimiento de Rusia, institución reconocida internacionalmente. Ella y su madre, son patrocinadoras de otras fundaciones e instituciones como orfanatos, asilos, etc. En cuanto al regreso definitivo de la familia imperial a Rusia, ello dependerá de que el gobierno de Rusia reconozca a la Casa Imperial de Rusia como una institución histórica. En sus manifiestos Su Alteza Imperial afirma que está preparada para responder al llamado popular, pero no quiere imponer a los rusos la Monarquía en contra de su voluntad.

5 comentarios:

Hispanus dijo...

Hola

Me gusta mucho tu blog es muy interesante y a la vez entretenido y ameno.

Siempre he tenido curiosidad por saber quienes serían los descendientes o herederos de los Romanov.

Me he llevado muchas sorpresas. Por un lado, ver las caras de estos herederos y por otro, saber que están viviendo en España.

Bueno, ánimo con el blog y saludos.

David desde Sevilla

LG dijo...

Hola somos dos estudiantes de la escuela Tecnos ( Terrassa) y nos intetersaría realizar un trabajo sobre la familia Romanov. Nos harías un favor si pudieras facilitarnos toda la información posible sobre ellos incluida la gran duquesa Maria de Rusia y su hijo. Puedes mandar la información a: historia1788best@hotmail.com
Muchas gracias

misky dijo...

wow, es incrible, a mi me interesa mucho la historia rusa y siempre leo acerca de esta nacion, seria genial si Rusia fuera gobernada nuevamente por una monarquia.

kdavidpv dijo...

si considero que deberia de volver la monarquia a rusia quien mas esta deacuierdo?

Anónimo dijo...

Hola, Es muy interesante tu blog. Seria posible que publicaras un correo electrónico para comentarte algo que puede ser de tu interés. Gracias.