viernes, 28 de marzo de 2008

AMADEO, DUQUE DE AOSTA. HEREDERO AL TRONO DE ITALIA.


Amadeo de Saboya. Nació el 27 de septiembre de 1943 en Florencia, Italia. Hijo del Príncipe Aimone de Saboya, Duque de Spoleto, Duque de Aosta, y de la Princesa Irene de Grecia y Dinamarca. Tres semanas antes de su nacimiento, Italia se rindió a los Aliados. El antiguo aliado de Italia, Alemania, invadió el Reino tras la rendición. Amadeo, junto con su madre, tía, y dos primos, fue detenido por los Nazis y enviado a un campo de concentración en Austria. El 29 de enero de 1948 en Buenos Aires, Argentina, muere su padre, Aimone de Saboya, de este modo Amadeo se convierte en Duque de Aosta, Príncipe de Cisterna y Belriguardo, Marqués de Voghera, y Conde de Ponderano. El Duque estudió en el Colegio Naval de Venecia y en Inglaterra. Asistió a la Escuela Naval en Livorno donde se graduó como oficial en la Marina italiana. El 22 de julio de 1964 en Sintra, Portugal, Amadeo se casó con Claudia de Orleáns, Princesa de Francia. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: Bianca, Princesa de Saboya; Aimone, Duque de Abulia, Heredero al Trono; y Mafalda, Princesa de Saboya. Amadeo y Claudia oficialmente se separaron el 20 de julio de 1976, se divorciaron el 26 de abril de 1982, y anularon su matrimonio religioso el 08 de enero de 1987. El 30 de marzo de 1987 en Sicilia, Italia, Amadeo se casó con Donna Silvia Paterno di Spedalotto. La pareja no ha tenido hijos. El Duque tiene un hijo ilegítimo con Nerina Corsini. Amadeo y su esposa viven en el pueblo de San Rocco cercano a la ciudad de Castiglion Fibocchi en Toscana, Italia. El Duque está dedicado a varias actividades agrícolas incluso la producción de vinos. El 07 de julio de 2006 el Duque Amedeo de Saboya se proclamó como cabeza de la Casa Real de Saboya, afirmando que su primo, Víctor Manuel de Saboya, Príncipe de Nápoles había perdido sus derechos dinásticos cuando se casó sin el permiso de su padre, el Rey Humberto II de Italia, en 1971. El presidente del Consejo de los Senadores del Reino Aldo Alessandro Mola publicó una declaración a favor de la reclamación de Amadeo. También recibió el apoyo de su prima, la Princesa María Gabriela de Saboya. Sus reclamaciones fueron reforzadas cuando el Príncipe Víctor Manuel y su hijo, el Príncipe Emanuel Filberto reconocieron la república italiana a fin de que se les permitiera volver a Italia en el 2002, un acto que fue interpretado como una renuncia oficial a cualquier reclamación al trono de Italia.