lunes, 7 de enero de 2008

SIMEON II. EL ULTIMO REY DE BULGARIA


Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha. Nació el 16 de junio de 1937, en Sofía, Bulgaria. Es Hijo del Rey Boris III de Bulgaria y de Juana de Saboya, Princesa de Italia. Pasó su infancia con sus padres y su hermana mayor, la Princesa María Luisa, en el palacio de Vrana, cerca de Sofía. Simeón accedió al trono a la edad de seis años, tras la repentina muerte de su padre luego de una entrevista con Hitler, el 28 de agosto de 1943. Se especula con su envenenamiento por parte de los Nazis. Su tío, el Príncipe Kirill, fue nombrado Regente y posteriormente asesinado por los comunistas. La familia real permaneció bajo arresto en el Palacio de Vrana. En sus Memorias, la Reina Juana recuerda que los soldados soviéticos solían entretenerse disparando al azar en la dirección en la que se paseaban con sus hijos. El 15 de septiembre de 1946 se celebró un referéndum amañado y tutelado por la presencia del ejército soviético y que arrojó un 95% de votos a favor de la creación de una república comunista y la abolición de la monarquía. Al día siguiente la familia real fue exiliada, sin embargo, Simeón II nunca llegó a firmar los documentos de abdicación. La familia primero viajó a Estambul, en Turquía y desde allí a Alejandría, en Egipto, donde el padre de la Reina, Victor Manuel III de Italia también vivía en el exilio. Allí, Simeón II asistió al Victoria College junto con el también exiliado Príncipe Leka de Albania y el futuro Rey Hussei de Jordania. En julio de 1951 el gobierno español de Francisco Franco ofreció asilo a la familia real búlgara. Al cumplir la mayoría de edad, en 1955, dirigió al pueblo búlgaro una proclamación en la que reafirmaba sus derechos dinásticos, declaraba su fidelidad a la Constitución de Tarnovo y expresaba su designio de restaurar «las instituciones libres» en el país. El Rey estudió en España y Estados Unidos y se convirtió en un hombre de negocios. El 20 de enero de 1962 contrajo matrimonio en Lausana, Suiza, con una aristócrata española, Margarita Gómez Acebo, con quién tiene cinco hijos Kardam, Heredero al trono, Kirill, Kubrat, Konstanti y Kalina. Desde España, Simeón mantuvo contacto con los exiliados búlgaros y tras la caída del telón de acero acrecentaron sus contactos con todos los sectores de la vida política de su país. Sin embargo, no volvió a pisar Bulgaria hasta 1996, donde junto con su esposa, fue recibido en Sofía por más de medio millón de personas. Tras recuperar la ciudadanía búlgara, regresó al país definitivamente en 2001 como líder y candidato del partido Movimiento Nacional Simeón II. En las elecciones parlamentarias del 24 de julio de ese año el MNS obtuvo 119 de los 240 escaños y Simeón fue nombrado primer ministro, siendo el único caso en la historia en que un Rey destronado recupera el poder político bajo formas republicanas. Simeón no ha renunciado nunca al trono, sin embargo, ha afirmado varias veces no pretender la restauración de la monarquía en Bulgaria. En el marco del proceso legislativo de restitución de los bienes nacionalizados o confiscados por los comunistas después de 1944, el Tribunal Constitucional, por una sentencia de 4 de junio de 1998, ordenó la entrega a la Casa Real de las propiedades y cuentas que le fueron arrebatadas en 1946.